José Enrique Aguar

Si deseas el éxito, no lo busques; limítate a hacer lo que amas y lo que crees

Archivo del autor

Sábado

15

Abril 2017

0

COMENTARIOS

PP y Cs a las Órdenes de Madrid y Barcelona

Escrito por . Publicado en Contigo

Diputados Nacionales que viven de los Valecianos y trabajan para sus Partidos y no por quienes los hemos elegido.

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) han llegado, ¡y vaya la que han armado! Todos estábamos expectantes por ver la empatía que había tenido el gobierno de Rajoy con las necesidades de nuestro territorio, por ver si este año se incrementaba la inversión o seguía menospreciándonos como en años anteriores. Cabe recordar que desde que gobierna Rajoy la Comunidad Valenciana ha recibido un 5% en inversiones, cuando en realidad nos correspondería un 11%.

Pero, por lo visto, esta ocasión no iba a ser menos. La Comunidad Valencia ha seguido siendo una de las perdedoras en este “juego” que protagonizan los populares cuando gobiernan. De hecho, somos la autonomía con menos inversión por habitante (119€/hab frente a los 185€/hab de media), ¿sabéis lo que significa? Rajoy infravalora y menosprecia a cada uno de los valencianos que residimos en este territorio. Pero, ¿sabemos los verdaderos criterios que ha seguido el gobierno del PP para infrafinanciarnos en esta ocasión? No creo que lo lleguemos a saber, pero lo que sí podemos decir es que los amiguismos populares en nuestra región no han dado buenos resultados.

Estas últimas semanas, se ha difundido un vídeo por redes sociales donde la lideresa del PP en la Comunitat, Isabel Bonig, se llenaba de orgullo y satisfacción contestando, de una forma chulesca en les Corts Valencianes, al muy honorable presidente Ximo Puig, en referencia a la financiación del gobierno de Rajoy en la Comunitat, “necesitamos financiación y más infraestructuras y más planes de inversión, pero no dé nada por perdido, alomejor tiene una sorpresa”, auguraba Bonig.

En lo que respecta a esto, más que una sorpresa, lo que el gobierno español nos ha dado a los valencianos ha sido un tremendo azote cargado de humillación y menosprecio. Y es que, la inversión del Estado en la Comunitat Valenciana en los PGE 2017 se sitúa en 589 millones de euros, un 33% menos que el año anterior.

Otro de los protagonistas de esta historia es el partido de Albert Rivera, ese que ha apoyado estos presupuestos y que los defiende en todas las comunidades por donde le queda representación política, que cada vez es menor. Pues bien, ellos son los otros culpables del azote que hemos recibido los valencianos. Pese a esto, los diputados de Ciudadanos en les Corts Valencianes firmaron junto a todos los grupos políticos, incluido el Partido Popular, un documento dirigido a los diputados y senadores valencianos en Madrid para realizar un encuentro reivindicativo el 25 de abril, en el que coordinar y revertir la infrafinanciación.

Pero, ¿saben lo más destacado de todo esto? PP y Ciudadanos firman esta reivindicación en la Comunidad Valenciana cuando ellos mismos, en Madrid, han sido los artífices de hundir a los valencianos. Lo que es intolerable en todo esto es que en dentro de los despachos acepten unas normas y luego salgan a la calle y quieran aparentar otra forma de hacer política, ¿dónde empieza y acaba el “juego” de estos partidos? Señores, no queremos ver una doble moral, elijan o apártense.

Pero esto no acaba aquí, desde las sedes generales de ambos partidos hubieron llamadas de atención a las respectivas cúpulas regionales. En el caso de los populares, Bonig fue la que recibió la llamada de Génova para dar explicaciones y recibir el toque de atención de sus superiores en la capital. En la línea, aunque yendo mas allá, la cúpula de Ciudadanos redactó un argumentario con los consejos a seguir, o más bien normas a mi forma de entender, de lo que podían decir y lo que no los de Rivera en el territorio valenciano.

Los del “Pacte del Botanic” son la cara de la otra moneda. Estos han alzado el hacha de guerra contra los presupuestos de Rajoy, organizando una campaña para armar “el pollo”, expresión que la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, ha alzado como lema reivindicativo de esta campaña y que, como no podía ser de otra forma, todos sus seguidores han difundido. De hecho, sus reivindicaciones y quejas han dado resultado. El pasado miércoles 11 de abril, Ximo Puig recibió al ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, que venía a dar explicaciones sobre la partida presupuestaría de la Comunitat. Y sin pena ni gloria, el ministro vino, se hizo la foto y se volvió sin darnos ninguna solución al respecto, solo nos terminó azotando más, diciendo que las consignaciones para 2017 son “suficientes” y que el próximo año se verá un “incremento sustancial”. Señor ministro, no hacía falta que viniera a reafirmarnos lo que en los PGE vimos, la infravaloración del gobierno hacía los valencianos, para eso podría haberse ahorrado el viaje y no humillarnos más.

En definitiva, un año más vemos como el PP hace unos presupuestos discriminativos a la Comunidad Valenciana y este año, más si cabe, humillantes, recibiendo visitas sin valor alguno que lo único que hacen es humillar más a los valencianos. Y en cuanto a los nuevos partidos, esos que se basan más en un argumentario que en hacer política para los valencianos, aquellos que priman más un cargo que la responsabilidad que ocupan, esos que no han estado a la altura de lo que se esperaba, ¿esta es la nueva política que tanto prometían? Es momento de estar con la gente, de estar con sus necesidades, de estar escuchando sus quejas y criticas, de hacer verdadera política…es el momento de estar contigo.

Publicado en periodicodeaqui.com

Domingo

12

Marzo 2017

0

COMENTARIOS

El magnetismo de una mascletà

Escrito por . Publicado en Contigo

Llama siempre la atención el gran poder de convocatoria que entre los valencianos y valencianas, naturales o residentes en estas tierras, tiene cualquier mascletà, ritmos sonoros y olor a pólvora que nos congregan en la unanimidad gracias a su potente magnetismo, fundiéndonos en uno de los variados y diversos signos de identidad, en este caso, lúdico y festivo de nuestro pueblo.

​Nos sentimos apretada piña durante su desarrollo y gustamos de sus rítmicas crecientes, barrocas, atronadores y apoteósicos finales, premiando con fuertes ovaciones los grandes finales. A ella acudimos formando inmensas columnas humanas y desde ella nos volvemos a casa.

​Esta imagen, esta realidad esperanzadora, me ha hecho pensar en el proyecto cívico que está surgiendo desde la base, desde la sociedad civil, concretada en una amplia plataforma denominada “Amigos de la Comunidad Valenciana / Amics de la Comunitat Valenciana”, que echa sus raíces en nuestras propias tierras y comarcas, no en las centralistas y antinaturales Madrid y Barcelona con sus partidos políticos totalitarios. ​Si no hemos tenido bastante con los partidos centralistas madrileños (PP,PSOE,Cs), los anexionistas-independentistas de Barcelona no se están quedando atrás, corrupción incluida.

​Los partidos centralistas nos han vendido, los independentistas nos van a someter a otro centralismo más antinatural si cabe para nuestra realidad y manera de ser.
Y ante ello estamos llamados a actuar conscientes de lo que somos. Somos una potencia de pueblo, somos muchos, amantes de lo nuestro, cansados de que los grupos de presión de Madrid o Barcelona hayan arruinado lo nuestro y que no se nos atienda con la misma lealtad, sentido común y solidaridad que nosotros siempre hemos tenido para con el conjunto de regiones de España en cuyo marco históricamente hemos estado encuadrados.

​De ahí que una parte de los residentes de los pueblos y tierras de esta Comunidad Valenciana nos estemos sumando en plataformas “Amigos de…”, esperanzados, con ganas de acabar con la manipulación que nos tienen como títeres desde Madrid y más recientemente desde Barcelona y que nos utilicen como moneda de cambio.

​Plataformas que tenemos por meta converger en un mismo punto, para constituirse en una organización sólida, consistente, verdaderamente autóctona, que haga valer nuestros derechos y exigir lo que nos corresponde en el conjunto de la realidad en la que estamos. Si las bases de este movimiento, que como las olas del mar está extendiéndose por todas nuestras tierras, en el momento oportuno, deciden constituirse en partido político para luchar mejor por nuestros derechos como pueblo histórico propio, singular y diferenciado, se hará. Y se logrará sin lugar a dudas si nuestra sensibilidad atiende al magnetismo de lo que somos, un pueblo cargado de historia que tiene derecho a hacerse de valer.

​El ejemplo unánime del pueblo en torno a la convocatoria de una mascletà nos habla de que queremos y podemos, que somos capaces de demostrarlo, que la calle es nuestra, que el poder puede ser nuestro, de todos y de que hay esperanza. Hay esperanza y posibilidad de devolver el poder al pueblo, a nosotros mismos, y no dejarlo en manos de Madrid o Barcelona a través de sus criados y lacayos. Mas para salir de esta situación es necesario darnos cuenta de que estábamos oprimidos por los de antes y más por los de ahora a constantes operetas bufas y engaños. Y una manera concreta e imprescindible de tomar posesión de nuestro propio destino como pueblo es implicándonos en este proyecto, con tormentas de ideas incluidas. Proyecto que está emergiendo y en ebullición para plasmarse en un partido verdaderamente democrático y de todos.

Viernes

10

Febrero 2017

0

COMENTARIOS

Entrevista Valencia Plaza

Escrito por . Publicado en Ciutadans

Notícia original de Ximo Aguar en Valenciaplaza.com


José Enrique Aguar (Benetússer, 1967) ha sido el primer dirigente de relevancia en la Comunitat Valenciana que ha decidido abandonar Ciudadanos tras el giro impulsado por el partido que lidera Albert Rivera en la asamblea general celebrada el pasado fin de semana. Con su marcha, el hasta ahora portavoz de la formación naranja en la Diputación de Valencia pasará al Grupo de No Adscritos y dejará a C’s con un solo representante en la institución, la concejal de Alboraia Mamen Peris.

Entre las razones que esgrime Aguar para su marcha se encuentran el abandono ideológico de la socialdemocracia, el acercamiento al PP y la falta de democracia interna. El diputado provincial, quien no se muerde la lengua a la hora de hablar del partido al que pertenecía hasta el miércoles, asegura que no se siente “un flautista de Hamelín” al que deban seguir sus excompañeros, aunque desliza que algunos podrían hacerlo en los próximos días.

Respecto a su futuro, Aguar rechaza que vaya a dejar el acta tal y como le solicita la dirección de C’s e insta a algunos diputados a que sean ellos los que se vayan. “Hay parlamentarios que ni han salido del despacho: se han limitado a trabajar para ellos y para el partido en vez de por Les Corts y por todos los valencianos. Esas personas tienen un acta que se la han dado los ciudadanos con un programa electoral y una ideología que no es la que ahora tienen. Cuando ellos la dejen, yo la dejaré”, sentencia.

El hasta ahora portavoz de la Diputación, concejal de Benetússer, fue alcalde de ese municipio por el PSPV durante casi dos décadas, pasando después al partido Centro Democrático Liberal (CDL), una formación de carácter nacional que gozó de cierta implantación local -sacó en 2011 cerca de 10.700 votos y 10 concejales en la Comunitat Valenciana- y que, a partir de la plataforma Movimiento Ciudadano impulsada por Rivera junto a otros referentes como el exministro socialista Antoni Asunción, terminó integrándose en Ciudadanos.

-Este jueves anunció su marcha de C’s y su solicitud para pasar a formar parte del Grupo de No Adscritos de la Diputación de Valencia. ¿Cómo se siente tras haber dado este paso?
-Un poco cansado la verdad porque he estado hasta altas horas de la noche contestando llamadas y mensajes. Por lo demás, como si me hubiera quitado un peso de encima: he estado dándole vueltas muchos días desde el pasado sábado cuando vi cómo se estaba orientando la asamblea general del fin de semana. Al salir adelante la retirada de la socialdemocracia del ideario del partido ya empecé a planteármelo.

-¿Esa ha sido la causa principal de su marcha?
-No, es una de ellas. La asamblea general para mí ha sido el detonante de la decisión. Ciudadanos no va a la deriva solo porque pierda parte de una ideología importante: se supone que este era un partido transversal, de centro, liberal y tendente al socialismo democrático. Ahí todos teníamos nuestro pequeño espacio con diferentes formas de pensar y sentirnos representados, algo que ahora ha cambiado. El problema de este cónclave ha sido perder todas las ilusiones de un proyecto. Luché para ir a la asamblea presentándome con una candidatura alternativa. Lo conseguí y un compañero de mi lista defendió algunas de las cosas que planteábamos: el propio Albert Rivera fue el que intervino para tumbarlas. Al final, si estás en un partido en el que no te ves reflejado porque ha cambiado tienes que tomar una determinación.

-También imagino que en su decisión ha influido la relación con la dirección autonómica del partido…
-Para empezar a la dirección la nombró directamente Barcelona. Teníamos ilusiones en que se podría hacer un proceso de elección democrático y participativo en el que se podrían sentir representadas las diferentes formas de entender la política dentro de C’s. Por poner un ejemplo: de los 12 compromisarios valencianos que no estábamos en la lista oficialista ninguno pudo estar en la ponencia de Estatutos, nos repartieron en las otras dos para que no pudiéramos defender nuestra postura. Al final, se aprueban unos estatutos que privan a la gente de poder decidir algo. Sin ir más lejos, y aparte de los puestos que se nombran directamente desde la dirección estatal, para designar al coordinador autonómico se elige un representante de Valencia, otro de Alicante y uno de Castellón y, después, esos tres junto a cinco personas que nombra la dirección nacional del partido son los que lo designan. Para elegir al coordinador provincial se elige por las comarcas: cada una elige un coordinador y el conjunto, más cinco que les pone la dirección estatal, designarán al responsable provincial. Pero hay más, luego está manera artificial de diseñar las comarcas: Torrent, Aldaia o Alaquàs pertenecen a la l’Horta Nord, por ejemplo. La sensación es que han creado la distribución en el mapa que les parece para consolidar unas fuerzas.

-Pero Ciudadanos ya estaba organizado más o menos de esta manera..
-Sí, pero muchos creímos que podíamos transformar algo desde dentro del partido para hacerlo más abierto y democrático. Pero no ha sido así. Al final ves en la televisión todos los días las frases de sobre de azúcar que se repiten en Ciudadanos: los que no creemos en esas cuatro frases de sobre de azúcar que nos repiten cada mañana hemos intentado cambiarlo pero nos hemos dado cuenta de que no se puede y lo hemos vivido un congreso que para mí ha sido a la búlgara. Llega un momento en el que dices: ‘Señores, hasta aquí llegó mi lucha, ya no hay más pasos que pueda dar’. A partir de ahora mi función es seguir representando a los valencianos y valencianas bajo los ideales y valores en los que fui elegido.

-¿Qué siente que pierde con su marcha de Ciudadanos?
-Pues lo que suele decirse es que pierdes amigos pero la verdad es que yo siento que no pierdo a nadie. Hay concejales, alcaldes o diputados, amigos en definitiva, que me han llamado y me han mostrado su apoyo aunque por razones diferentes es posible que no vayan a dar el mismo paso que yo. De hecho, he reencontrado a personas que habían sido expulsadas del partido por decir las cosas claras y están en grupos de no adscritos. Por ejemplo, ayer me decía una compañera que había sido expulsada: ‘José Enrique, no iba a hablar contigo ni me acercaba a ti por si te causaba un problema. Me alegro de que ahora ya puedo volver a estar contigo’. Pero en cualquier caso, lo que he encontrado es la tranquilidad de poder decir lo que estoy comentado ahora porque por la mitad me hubieran expulsado de C’s como le ha pasado a otros compañeros. A algunos incluso simplemente por algún whatsapp crítico en un grupo de amigos. Así que ahora me siento tranquilo y relajado de poder decir lo que pienso y lo que creo que piensan muchos y que no pueden decirlo.

-Bueno, igual que lo puede decir usted, lo pueden decir otros… ¿Va a haber compañeros que sigan su camino?
-El viernes antes de la asamblea general estuve en Madrid con mi compañera Carolina Punset denunciando que estaban ‘derechizando’ el partido no solo en cuanto ideología sino también en la forma de trabajar. Para mí he tomado una decisión coherente. No soy tampoco el primero: ya ha habido algunos diputados provinciales que han dejado el partido, bastantes concejales… Sí tal vez puedo ser ahora la punta del iceberg por haberse producido tras la asamblea general pero creo que habrá otras personas que darán el mismo paso.

-Ha mencionado a Carolina Punset, imagino que habrá hablado con ella y con el portavoz en Les Corts, Alexis Marí, quienes han mostrado una postura crítica similar a la suya. ¿Qué le dijeron?
-He tomado una decisión personal e intenté no consultarla con casi nadie más allá de a quienes podía afectar. Cuando intentas hacer estas cosas de forma colectiva puedes poner en compromisos a muchas personas y yo respeto las decisiones personales de cada uno. No me atrevería a decirle a un compañero, “sígueme”. Ahora bien, no sé si he abierto camino a gente que se siente como yo, pero quien quiera decir algo que salga y que lo diga.

-Quizá no le ha dicho usted a nadie “sígueme” pero tal vez hay gente que le ha dicho: “Voy a seguirte”…
-Algunos me lo han dicho, sí. Pero esto es una cuestión tranquila, nadie tiene que quemarse si no quiere. Si alguien se ha inmolado he sido yo y no quiero ser el flautista de Hamelín de nadie, aunque creo que otras personas harán lo mismo que yo.

-¿Le ha comentado algún diputado de Les Corts si están pensando abandonar C’s?
-Te engañaría si te dijera que no he hablado con muchos diputados de Les Corts porque son amigos pero insisto, son decisiones personales que sean cuales sean, yo entenderé, igual que pido que entiendan las mías.

-De todas formas la mayoría de Ciudadanos parece creer en ese giro que ha dado el partido dadas las mayorías sólidas que ha conseguido Albert Rivera en la asamblea que se sitúan en al menos un 75% del respaldo. ¿Cree realmente que hay tanta gente descontenta?
-Hay dos tipos de afiliados en C’s: unos los que provienen del Partido Popular, que diría que son la gran mayoría en la Comunitat Valenciana, y otras personas que proceden de otras formaciones o eran independientes. Cuando el primer grupo se ha visto con una mayoría aplastante, han adaptado C’s a sus preferencias. Creo que gran parte de los decepcionados son los que vienen del segundo grupo.

-¿Por qué no deja el acta de diputado tal y como le pide la dirección del partido?
-Que devuelvan ellos el acta y el dinero que se han quedado de todos los valencianos porque tenemos representantes en Les Corts que fueron elegidos hace casi dos años, cobran un sueldo pagado por todos y no han hecho nada por los ciudadanos. Ni han salido del despacho: se han limitado a trabajar para ellos y para el partido en vez de por la institución y por todos los valencianos. Esas personas tienen un acta que se la han dado los valencianos con un programa electoral y una ideología que no es la que ahora tienen. Cuando ellos la dejen, yo la dejaré.

-¿Cómo cambia su situación a partir de ahora?
-Voy a seguir trabajando por los valencianos desde el Grupo de No Adscritos defendiendo los valores y principios bajo los que fui elegido.

-¿Y económicamente?
-Dejar la portavocía de C’s implica la pérdida de un tercio de mi salario, supongo que 40.000 euros o 50.000 euros en lo que queda de la legislatura. Pero bueno, si me quedaba callado igual me salía una úlcera así que por un lado me sale caro pero por otro, que es el importante, me sale muy barato.

-¿Se ve en otro partido?
-Creo que ya no. Lo que me veo es apoyando a toda la gente que pueda en la lucha para que las prácticas antidemocráticas no existan y que los partidos sean lo que deben de ser: abiertos y participativos. En definitiva, tratar de tender la mano a la gente que tiene ilusión de hacer política y construir algo importante que defienda los valores por los que apostó el Movimiento Ciudadano, aunque lo que estoy diciendo suene un poco abstracto o a una ONG…

-¿Una ONG de políticos maltratados por sus partidos?
-(Sonríe) Pues quizá no estaría mal porque los hay en muchos sitios. Pero en cualquier caso, quiero hacer servir la experiencia que tengo para colaborar y ayudar a la gente.

Viernes

10

Febrero 2017

0

COMENTARIOS

Entrevista Vozpopuli

Escrito por . Publicado en Ciutadans

Entrevista de David Martínez en Vozpopuli.com


Ciudadanos tiene desde el miércoles un diputado provincial menos, el cisma interno de la Comunidad Valenciana agravado y la posibilidad cierta de que al portazo de José Enrique Aguar le sigan más a corto y medio plazo. El hasta ahora concejal naranja en Benetússer (Valencia) y portavoz del partido de Albert Rivera en la Diputación valenciana ha dejado el carné “desmoralizado y harto” de la deriva que a su juicio experimenta el proyecto. Cree que los “bandazos” ideológicos han expulsado a la socialdemocracia de la que él procede y que los cambios estatutarios no dejan lugar a la discrepancia interna.

-¿Por qué se va de Ciudadanos?

-No es algo que haya decidido de la noche a la mañana. Cuando uno toma una decisión así, de consecuencias tan importantes, lo hace tras haberlo meditado mucho. A mí irme de Ciudadanos me cuesta problemas personales, me cuesta dinero y me cuesta aguantar a los que exigen que también deje el acta. Pero no podía más, la asfixia había llegado al extremo, era insoportable.

-¿Y la gota que colma el vaso es la Asamblea General?

-Del congreso yo salí destruido. Los congresos están concebidos para unir, para hacer que los que entran medio cabreados salgan contentos, o por lo menos se intente. El que tiene la baraja en su mano reparte las cartas: reparte ases, doses, treses… Y al final todo el mundo cree que ha jugado la partida y sale ilusionado. Pero aquí no. Fue un congreso donde ciento y pico compromisarios no se esperaron a que acabara y se fueron a casa sin participar en la votación del Consejo General. De los 500 que se quedaron, 98 no votaron a la propuesta a la búlgara presentada por la dirección. Eso es un congreso mal parido, salió la gente con la sensación contraria a lo que es propio de estos eventos. De un congreso tienes que salir que te comes el mundo, con las pilas cargadas para dar la batalla contra los rivales. Es un esfuerzo económico, de organización… Pero no sumaron a los descontentos, no supieron o no quisieron.

-¿En qué consistía esa asfixia de la que hablaba antes?

-Yo me afilio a Ciudadanos por Antoni Asunción, que está en Movimiento Ciudadano desde el principio. Me dice “vente conmigo que este proyecto vale la pena”. Y es que era un proyecto transversal, donde teníamos cabida los que procedemos de la socialdemocracia. Era un partido de centro liberal tendente al socialismo democrático, encajaba conmigo, que había estado 20 años en el PSOE. Y me emocionaban esos inicios, me animaban, y arrastré a toda la gente que estaba conmigo en CDL [Centro Democrático Liberal, plataforma que articuló Aguar tras abandonar el PSOE]. Hicimos un congreso y nos integramos en el Movimiento Ciudadano, montamos toda la estructura en la Comunidad Valenciana, sacamos 50.000 votos en las elecciones europeas partiendo de la nada. Allí te sentías a gusto, reconocido, trabajando por un proyecto en el que creías. Todo eso me lo quitan definitivamente el domingo. Yo entro en la asamblea con un partido y salgo con otro.

-¿Fue una refundación?

-Una refundación, no. Un abandono de valores. Mucha gente salió del congreso llorando. Al final dices “vamos a ver, es que no me han dejado espacio, no puedo seguir”. Yo soy una persona socialdemócrata convencida, que unos días antes había ido a Madrid a apoyar una rueda de prensa donde se advertía de que estaban convirtiendo esto en una marca blanca del PP, que estaban derechizando el partido, que Ciudadanos ha llegado hasta aquí siendo lo que era y no es bueno cambiarlo… Mis planteamientos y mis convicciones políticas ya no tienen cabida en ese partido, donde además no se admite la discrepancia. Acabé el domingo hecho polvo, el lunes y el martes reflexioné y el miércoles dije que hasta aquí habíamos llegado.

-¿Por qué dice que no hay democracia interna?

-Porque la han laminado, la han cortado de raíz. Antes se elegía en primarias los cinco primeros puestos de todas las candidaturas y ahora solo se puede elegir al primero y eso en las ciudades de más de 250.000 habitantes y más de 400 afiliados. En el resto se hará una lista consensuada con la ejecutiva regional, ratificada por la nacional. Yo salí elegido como el cuarto más votado por mis compañeros y nadie me podía quitar ese puesto. Y en lo orgánico, pues por ejemplo para elegir al coordinador territorial de la Comunidad Valenciana se hará reuniendo a los tres coordinadores provinciales con cinco personas designadas por la Ejecutiva nacional y eligiendo uno de esos ocho. Es decir, que colocan al que quieran, nos pueden traer a uno de Galicia si quieren a dirigir el partido en Valencia.

-¿Tuvo ocasión de criticar todo esto en la Asamblea?

-Nosotros sacamos 12 delegados independientes para la Asamblea General y pedimos tener cuatro en cada una de las tres comisiones -valores, estatutos y estrategia-, pero metieron a seis en valores y a seis en estrategia. Ninguno en estatutos, qué mala suerte. No pudimos quejarnos del cambio en las primarias o en la elección del coordinador territorial. Entonces, sales de ahí y dices “no hay más recorrido, se ha acabado”. Los que estaban blindados están ahora más blindados, con más poder… Las minorías han sido arrasadas, esquilmadas, no hay una mínima garantía de democracia. Vuelves desmoralizado.

-¿Cómo está la situación del partido en la Comunidad Valenciana?

-La dirección aquí está compuesta por exmiembros del Partido Popular, todos fueron expulsados del PP y ahora han entrado en el Consejo General. Es tremendo. El deterioro en lo ideológico y en lo orgánico es total. En lugar de implementar mecanismos meritocráticos, para reconocer el mérito y el trabajo de las personas, se premia solo el ser amigo del que manda. El trabajo y la capacidad no valen para nada: o eres amigo del que elige o no tienes nada que hacer. Ese no es el partido al que yo me afilié. Antes había unos valores, unos estatutos y unos reglamentos que han desaparecido.

-Dice que le están pidiendo que deje el acta.

-Sí, y no lo dejo porque yo no he cambiado, el que ha cambiado es el partido. Son ellos los que tienen que renunciar. Son un partido que no es el mismo que se presentó a las elecciones. Yo estoy en el mismo sitio.

-¿A qué cree que obedece el cambio en el ideario que ha impulsado la dirección?

-Tiene el mismo sentido que los bandazos del último año y medio. Las empresas de márketing les dicen “hay hueco en la izquierda” y se van a competir con el Partido Socialista; luego les dicen “hay hueco a la derecha” y se van a por el PP. Son bandazos, movimientos al margen de los principios, que siguen el interés de sacar votos. Hubo quien dijo que se había convertido en el partido de las frases de azucarillo: Un día se levantan con la consigna de que hay que decir que no son ni rojos ni azules y se tiran dos meses repitiendo lo mismo: “no somos ni rojos ni azules, no somos ni rojos ni azules”. Así no se puede hacer un partido político, esto no es lo que era Movimiento Ciudadano.

-¿Hay muchos que piensan como usted?

-El problema es que nadie lo puede decir en este partido. Solo Carolina [Punset], de vez en cuando, y los que ya nos hemos ido. Echan a gente por lo que ha escrito en un grupo de Whatsapp. Entonces nadie habla por miedo a que lo defenestren, no hay posibilidad democrática de ascender o de hacer valer tus ideas si no eres amigo de los que mandan. Nadie se queja porque todo el mundo tiene aspiraciones. Y el que no las tiene se va a los dos meses de llegar, tras ver el panorama. Así han pasado de 30.000 afiliados a 20.000. Pero va a haber muchos abandonos, no solo de afiliados, que ya se están yendo, sino de cargos públicos. Claro que va a haber más, porque esto ya no se aguanta.

-¿Planean fundar otro partido?

-No he pensado en eso, ahora lo que hace falta es empezar a decir las verdades.

Miércoles

8

Febrero 2017

0

COMENTARIOS

Carta de Baja de Ciudadanos

Escrito por . Publicado en Ciutadans, Política


Excmo. Sr. Presidente

JOSE ENRIQUE AGUAR VILA, Diputado de esta Corporación Provincial, como mejor proceda en Deecho

DIGO

Que con esta fecha he SOLICITADO la BAJA del partido CIUDADANOS al que estaba afiliado por motivos ideológicos dado que la formación C’S, a mi parecer, ha traicionado los principios de progreso, centralidad y liberalidad que inspiraron su creación y expansión, retrocediendo a posiciones de derechas que lo han convertido en una “marca blanca” del Partido Popular.

Desde mi afiliación a Ciudadanos me he volcado completamente en todas sus actividades locales, provinciales y regionales al creer firmemente en los postulados que defendía según su constitución original. Con el paso del tiempo, Ciudadanos ha ido perdiendo el espíritu del movimiento cívico-político con el que nació e ilusionó a mucha gente, lo que ha supuesto el desencanto del electorado que apoyó el partido, así como el de muchos cuadros y directivos del mismo.

En el caso de la Comunidad Valenciana, la actual dirección de Ciudadanos, controlada fundamentalmente por exmilitantes del Partido Popular, colocó en el organigrama del partido a otros exmiembros del PP, en detrimento de nuevos activos que creían en los principios básicos que inspiraba a Ciudadanos. Los que siguen rigiendo e partido en la Comunidad Valenciana no los ha elegido ningún valenciano sino que han sido designados desde la cúpula nacional. Su manera de llevar el partido es dictatorial, de arriba abajo, de manera similar a como funcionan otros partidos que tanto hemos criticado.

Disconforme con esta situación de falta de transparencia, democracia y participación, he intentado cambiarla desde dentro. La última esperanza que tenía se ha desvanecido también: ha sido el IV Congreso celebrado este fin de semana en Madrid donde esperaba que el partido recobrara el espíritu ciudadano original y que volviera a reilusionar a la militancia y a la ciudadanía. En definitiva, entiendo que era la última oportunidad de recuperar un proyecto en el que tantas esperanzas fueron depositadas y que se tradujo en un amplio apoyo ciudadano.

No fue así. Más bien todo lo contrario. Hemos salido menos -o nada- socialdemócratas, menos transparentes, menos democráticos y con una estructura en la que la base no pinta nada y todo va a depender de lo que dita la dirección nacional del partido. Entre los nuevos valores de C’s no se permiten voces que piensen de forma mínimamente diferente.

En vista de que el partido ha abandonado los principios que inspiraron su fundación y en consecuencia ha traicionado la doctrina y los valores que le hicieron singular y atractivo por los cuales me afilié y en base a ello soy diputado provincial, he decidido darme de baja del partido Ciudadanos por coherencia conmigo mismo, mis ideas y las de la formación política original.

De esta manera, mi objetivo va a ser seguir trabajando por los valores en los que creía el partido – con los que nos presentamos a las elecciones y por los cuales yo estoy aquí – y que C’s ha dejado de defender incumpliendo así el mandato que los valencianos y valencianas le confió.

Dej Ciudadanos pero otros lo dejaron antes que yo, los que han colaborado a vaciarlo de su esencia dando bandazos a la búsqueda de rentabilidades electorales. Tal vez esta decisión provoque ataques por parte de ya excompañeros pero mi obligación es mantener los principios por los que se creó el Movimiento Ciudadano.

Es por lo que he decidido ABANDONAR el grupo provincial de CIUDADANOS y adscribirme al GRUPO DE NO ADSCRITOS de esta corporación provincial.

Es por lo que

RUEGO A V.E.

Tenga por presentado este escrito en tiempo y forma y se dé por enterado de mi baja voluntaria en el partido Ciudadanos, solicitando ordene el inicio del procedimiento para mi incorporación al GRUPO DE NO ADSCRITOS.

En Valencia a 8 de febrero de 2017


VER AQUÍ LA CARTA ORIGINAL

Domingo

9

Octubre 2016

0

COMENTARIOS

Amarillo, rojo y azul

Escrito por . Publicado en Ciutadans, Política

Un 9 d’Octubre no es tal día sin nuestra Real Senyera, la bandera que nos une a alicantinos, castellonenses y valencianos. Muchas generaciones de ciudadanos de la Comunidad Valenciana hemos crecido junto a este emblema, símbolo de la unión, del respeto, del sacrificio; bajo una bandera que es además baluarte de nuestra cultura y de nuestra identidad como pueblo.

En Ciudadanos estamos convencidos que es más lo que nos une que lo que nos separa. “Mejor unidos” es uno de nuestros lemas. Y es por ello que defendemos los intereses de todos contra aquellos que nos quieren separar, contra los que nos quieren imponer una versión distinta de la realidad, contra los que manipulan la historia para favorecer sus intereses. Por esto reivindicamos con orgullo nuestra condición de valencianos, pero también de españoles y europeos.

Aunque haya quienes se empeñen en quitarle el azul a nuestra Real Senyera, en hablar de los fantasiosos Països Catalans, en emprender la lucha egoísta del nacionalismo y del independentismo, nosotros debemos seguir exhibiendo con orgullo nuestra voluntad de formar parte del conjunto de España, de respetar nuestro Estatut de Autonomía bajo el amparo de la Constitución.oleo-pendon

El 9 d’Octubre es un día de reivindicación, de reclamar una mejor financiación autonómica –tanto para la Comunidad Valenciana como para el resto de territorios que comparten nuestros problemas-, de exigir las infraestructuras que nos tocan -como el Corredor Mediterráneo-, pero sobre todo el 9 d’Octubre es un día de fiesta para los valencianos, un día para estar junto a nuestros familiares y amigos, para mostrar al resto del mundo nuestros símbolos, para que desfile orgullosa nuestra Real Senyera en la procesión Cívica, para estar todos unidos y comprometidos por un futuro mejor para los valencianos y valencianas.

Así es como entiendo yo el 9 d’Octubre, un día pintado de amarillo, rojo y azul, pintado con los colores de nuestra más querida Senyera. Un 9 d’Octubre vivido desde la libertad, el respeto y la fraternidad.

 

José Enrique Aguar i Vila

Portaveu Ciutadans Diputació València

Domingo

2

Octubre 2016

0

COMENTARIOS

Política de proximidad

Escrito por . Publicado en Ciutadans, Política

Acabado el mes de septiembre y, con él, el verano, disminuye también el ritmo frenético de fiestas patronales en los diferentes pueblos de la provincia de Valencia, a las que como representantes de los ciudadanos debemos asistir.

Recientemente en uno de estos actos me comentaba un vecino lo bien que nos lo pasábamos los políticos: “todos los días de pueblo en pueblo, en las fiestas o desfilando en las procesiones”. Es cierto que la política tiene ese lado más vistoso, de representación, que para muchos, visto desde fuera puede parecer un privilegio.

No dudo que en la mayoría de las ocasiones sea un honor, y siempre he recibido un trato muy agradable en los actos a los que he asistido, pero al mismo tiempo también es verdad que son muchas horas de dedicación, sobre todo en fines de semana, que podría estar dedicando a asuntos particulares.

No me quejo, nadie me obligó a meterme en política, y considero que estas fiestas forman parte de nuestro trabajo. La labor política no es solo estar en el despacho o en reuniones, como algunos creen o practican; la política es sobre todo el contacto directo con el ciudadano.

Las mejores ideas o propuestas no surgen cara al ordenador o relacionándonos solamente entre los políticos, sino escuchando día a día los problemas de los vecinos, y para ello es esencial la política de proximidad, de pisar la calle.

El hecho de asistir a los eventos a los que nos invitan, acompañar a las asociaciones en sus cenas, desfilar en procesiones, visitar los diferentes barrios o municipios, es fundamental para realizar como toca nuestra labor como políticos.

Yo estoy encantado de hacerlo, es lo que me corresponde y lo que me gusta, pero algunos “políticos profesionales” esto todavía lo tienen que aprender. La política no es solo como una empresa o profesión, de lunes a viernes entre cuatro paredes. La nueva política es dejar atrás la puerta del despacho y salir a la calle para conocer de primera mano a los ciudadanos, sus problemas y necesidades.

José Enrique Aguar Vila

Diputado Portavoz C’s Diputación Valencia/ @AguarCS

 

Jueves

8

Octubre 2015

1

COMENTARIOS

La identidad de un pueblo

Escrito por . Publicado en Ciutadans, Política

Llega la fiesta de todos los valencianos. Este próximo viernes 9 de octubre conmemoramos nuestro nacimiento como pueblo. Una festividad de la que todos los valencianos nos sentimos orgullosos de nuestra cultura, en la que recordamos nuestras señas de identidad, celebramos nuestras raíces y reivindicamos nuestros símbolos.

Es la fiesta del pueblo y la exaltación de nuestras raíces. Una festividad que pertenece a los valencianos y no a ningún partido político. Adueñarse de una bandera o de una tradición sería un error. Darle la espalda a los símbolos y menospreciar el sentimiento como pueblo sería igualmente ofender a todos los valencianos.

Porque en el “Nou d’Octubre” sacamos con orgullo nuestra Real Senyera en procesión cívica, la honramos y la homenajeamos. La acompañamos en su recorrido por las céntricas calles del Cap i casal, y durante una jornada nos sentimos orgullosos de conmemorar aquel 9 d’Octubre de 1238 en el que el Rey Don Jaime entró en Valencia.

Es una procesión cargada de simbolismo en la que no solo se rinde un homenaje a La Senyera, es esta celebración nuestra razón de ser. Con ella honramos nuestros ancestros, veneramos las tradiciones, y nos sentimos orgullosos de nuestra cultura. La Senyera representa todos esos valores. Es ella la que sintetiza nuestra identidad.

Llega un Nou D’Octubre especial, diferente y renovado. Y lo es, sobre todo,  porque empieza un nuevo ciclo político. Una nueva etapa en la que todas las instituciones valencianas, tras las elecciones municipales y autonómicas, han cambiado de signo político. Así lo ha querido la ciudadanía, así lo hemos decidido los valencianos.

Este año viviremos la celebración del Nou D’Octubre con una especial motivación tras iniciar una nueva etapa como Diputados provinciales y portavoz del grupo Ciudadanos en la Diputación de Valencia. La diputada Mamen Peris y yo, desde el pasado día 14 de julio empezamos una nueva etapa como representantes en el Ayuntamiento de ayuntamientos de los miles de vecinos de nuestra provincia que han depositado su confianza en los concejales de Ciudadanos.

Desde el grupo Ciudadanos en la Diputación vamos a trabajar por mantener nuestros símbolos, nuestras tradiciones y a luchar por potenciar nuestra cultura.

Domingo

20

Septiembre 2015

0

COMENTARIOS

Lunes

27

Julio 2015

0

COMENTARIOS